Our website uses  cookies for statistical purposes.

  • UL. HOŻA 86, OFFICE 210, 214; 00-682 WARSZAWA
  • clients(at)lawyerspoland.eu
  • +48533393752
Our Articles

Establecer una Sucursal en Polonia

Establecer una Sucursal en Polonia

Una sucursal en Polonia es una forma de negocio elegido por los inversores extranjeros por su pequeño gasto de inscripción y el poder de control que se puede ejercer sobre sus acciones. No se considera una entidad jurídica y toda la responsabilidad por sus acciones es tomada por la empresa extranjera.

Una sucursal se puede abrir por las empresas que vienen de países en los que está permitido para las empresas polacas abrir sucursales en condiciones similares.

Las empresas extranjeras deben seguir las regulaciones del artículo 85, apartado 1, de la Ley de 2 de julio de 2004 sobre la Libertad de la Actividad Empresarial con el fin de abrir una sucursal en Polonia. El nombre de la sucursal abierta en Polonia debe ser igual al nombre de la empresa extranjera traducido al polaco y con la terminación ” oddział w Polsce” .

Una sucursal polaca debe preparar la siguiente información para la inscripción: información sobre el nombre y la dirección de la sucursal, una lista con los miembros de la junta directiva y del consejo de vigilancia de la empresa extranjera (si está disponible), los detalles con respecto al representante (dirección, número de identificación personal) y la información sobre las actividades que se llevarán a cabo por la sucursal ( según la Clasificación polaca de actividades Económicas).

Junto con lo anterior, la empresa extranjera también debe preparar el acta de la reunión en la que se tomó la decisión de abrir una sucursal en Polonia y la decisión de nombrar representante de la sucursal, un espécimen de la firma del representante autenticado ante el notario, la copia certificada de la escritura de constitución y estatutos de la empresa extranjera, junto con su traducción al polaco, un informe del registro en el que la empresa extranjera fue registrada y su traducción jurada polaca, el certificado de origen de la fundación y una prueba de que se respeta la regla de la reciprocidad (no es necesario para los países de la UE ).

Todo lo anterior debe estar registrado en el Tribunal Estatal de Registro. Como resultado, la empresa recibirá un certificado de registro, un número estadístico (REGON) y un número de identificación fiscal (NIP). Después del registro de la filial, la empresa debe solicitar la publicación de la incorporación en el Boletín oficial de Polonia.

El siguiente paso es el registro para el IVA en las oficinas fiscales autorizadas. La inscripción en el Servicio Nacional de Inspección Sanitaria y en la Inspección Nacional Laboral. Este es el último paso que se debe tomar antes de iniciar la realización de actividades comerciales.

La sucursal debe llevar cuentas y estados separados y debe depositar anualmente el balance general y las cuentas de pérdidas y ganancias de la sociedad matriz en el Tribunal Estatal de Registro.